Facebook Pixel
Inmobiliarias en la red
INM_02

El negocio inmobiliario va tomando preponderancia dentro del mercado y de la iniciativa privada cubana. La legalidad reciente en el traspaso de propiedades entre particulares, las necesidades de viviendas por parte de la población cubana y la disponibilidad de inmuebles son las causas fundamentales de la emergencia veloz del mercado inmobiliario antillano.

Hoy día, el principal entorno para la mediación de la oferta y la demanda de inmuebles son los sitios online de clasificados. Es en estos espacios donde realmente se puede medir la temperatura de este mercado. Sin embargo, ya se avizora un nuevo escenario de autoridades en este negocio. La Gaceta Oficial de Cuba, el pasado 26 de septiembre 2013, bajo el nombre de “gestores de permutas y compra-venta de viviendas”, autorizó el trabajo de los llamados, en otras geografías, agentes inmobiliarios.

Encargados de “gestionar y coordinar la realización de permutas, compra y venta de viviendas a solicitud de los clientes”, los agentes inmobiliarios, a diferencia de la gran mayoría de las figuras de trabajo privado, pueden beneficiarse en su quehacer de determinada formación profesional. Es por ello que graduados de Derecho, debido a su experticia legal, así como profesionales del sector de la construcción, tienen grandes potencialidades como gestores de permutas y compraventa de viviendas.

Estos agentes inmobiliarios y la oferta y demanda de viviendas no han tardado en combinarse mediante la red, para generar en muchos casos, verdaderas agencias inmobiliarias cuya principal vitrina y espacio de gestión es Internet, aun con las singularidades de la conectividad cubana. Point2Cuba, Vendo Casas en Cuba, La Habana Inmobiliaria e incluso Cubísima, entre otros, son ejemplos de emprendimientos inmobiliarios con sitios en la red. Todos estos emprendimientos en la web permiten conocer –como también hacen los sitios de anuncios–: precio, ubicación y características de los inmuebles que se ofertan. Sin embargo, a diferencia de los clasificados online, su especialización en el mercado inmobiliario les permite ofrecer servicios enfocados en el sector y, en función de ello, construir sus propios modelos de negocio.

La estimación de precios, la intermediación, la certificación del estado técnico-constructivo de los inmuebles y la gestión de los trámites de compraventa son, aunque no los únicos, los principales servicios identificados. Muchos de estos espacios, como Detrás de la Fachada, tienen la publicidad como elemento en su modelo de negocio. Estos, generalmente de modo gratuito, ofrecen la posibilidad de publicar los anuncios de compraventa así como información sobre los trámites relacionados con este aspecto. Otra modalidad, también relacionada con la publicidad, es la de destacar o promocionar, mayoritariamente previo pago, anuncios sobre el resto. Cubísima y Espacio Cuba son ejemplos de ello. Otros, tales como The Cuban Houses o Point2Cuba entre otros, tienen la intermediación y la tramitación como elementos del negocio.

En este caso el pago puede ser fijo, según servicios, o un valor porcentual, a veces hasta un 10 por ciento del monto de la transacción. La estimación del valor de la vivienda, la toma de imágenes de esta o la certificación de su estado constructivo son también servicios muy valorados. Estos, realizados por expertos, permiten a quienes los contrate la opinión de un tercero como referente para quienes quieran comprar la vivienda. Cubísima y Habana Casas son dos de los espacios digitales que ofrecen algunos de estos servicios. Estos emprendimientos inmobiliarios cubren, por regla general, ofertas inmobiliarias de la mayoría de las regiones del país. Aunque, como es característico del mercado inmobiliario nacional, el lugar mayoritariamente preponderante lo ocupan los inmuebles de La Habana. Del mismo modo, están enfocados a compradores nacionales pero, ante la alternativa legal de que residentes extranjeros permanentes puedan comprar viviendas en el país, algunos de estos espacios digitales también se han internacionalizado.

La virtualidad de estos sitios no ha impedido tampoco que varios de ellos tengan oficinas físicas, donde también se ofrecen los distintos servicios inmobiliarios. Incluso, algunos poseen oficinas o están registrados como empresas en otros países. También, para avalar y establecer la calidad de sus servicios, muchos de estos emprendimientos cuentan con un personal formado por juristas, especialistas en ciencias empresariales, ingenieros civiles o arquitectos. En casi todos los casos, la compraventa de inmuebles es el eje del negocio pero ya varios se han aventurado a, dentro del mismo sector inmobiliario, diversificarse. La gestión de la renta de inmuebles y habitaciones y, en menor medida, la asesoría técnica constructiva, reparación y restauración de viviendas, son otras alternativas que se proponen.

Estas agencias inmobiliarias en la red tienen aún mucho camino por recorrer. Ganar, a base de calidad y efectividad en sus servicios, la credibilidad que les permita el protagonismo en la compraventa de inmuebles que tienen hoy los sitios de anuncios online es el primer paso. Convertirse en los referentes del mercado inmobiliario cubano ha de ser su principal objetivo.

PRESIDENTE
HUGO CANCIO
DIRECTOR EDITORIAL
TAHIMI ARBOLEYA
DIRECTOR EJECUTIVO
ARIEL MACHADO
DISEÑO Y MAQUETADO
PATRICIO HERRERA VEGA
DIRECTOR DE FOTOGRAFÍA
OTMARO RODRÍGUEZ
COPYEDITING
CHARO GUERRA
TRADUCCIÓN
ERIN GOODMAN
EDITOR WEB CUBA
ERIC CARABALLOSO
CONTÁCTENOS
BOLETÍN ONCUBA TRAVEL MAGAZINE